La ruta
del objetivo

El Método AAB es una dinámica de trabajo que diseñé gracias a la experiencia personal y el trabajo con clientes, que ha mostrado un alto nivel de efectividad y aceptación.

Hace tiempo, comencé a notar que muchas veces descartamos ideas, proyectos, objetivos por considerarlos inalcanzables, por pensar que estamos muy lejos de contar con los recursos necesarios para conseguirlos o porque creemos que no estamos a la altura.

A partir de estas observaciones y tras comprender que todos contamos con fortalezas y herramientas de las que no somos conscientes, me inspiré en el análisis FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas) y la Ventana de Johari para diseñar el Método AAB: la ruta del objetivo. Este método permite conocer qué tan lejos –o cerca- estamos verdaderamente de nuestros objetivos y a partir de allí diseñar un plan de acción para alcanzarlo.

Durante este proceso, el cliente atraviesa diferentes etapas que le permiten vivir una experiencia de autoconocimiento en la que se integran las fortalezas ya adquiridas y el desarrollo de aquellas que su propósito necesita para elevar sus niveles de logro.

El Método AAB incorpora a su metodología de trabajo imágenes y procesos de Coaching Grupal e Individual, según sea el caso.

Paso 1

Metáfora del Telescopio

Se logra comprender la importancia de focalizar en un objetivo, identificarlo con claridad y dejar fuera del “telescopio” aquellas cuestiones que nos distraen de ese punto.

Paso 2

Metáfora de la lupa

Implica comprender que cuando nos enfrentamos a un desafío, como lo es encarar un nuevo proyecto o enfocarnos en un objetivo, no arrancamos desde cero, sino que venimos de una vida llena de experiencias que nos han dejado distintas enseñanzas. Si logramos identificar éstas enseñanzas, podemos utilizarlas como recursos para acercarnos a la meta. Aquí se comienzan a analizar cuáles son las aptitudes con las que contamos y que no somos capaces de reconocer a simple vista.

Pasos 3 y 4

Metáfora de los carteles de Pasado – Presente - Futuro

Debemos pararnos en el presente y a partir de allí conjugar nuestras habilidades preexistentes (pasado), descubriendo qué debemos crear y aprender hoy (presente) para acercarnos al objetivo planteado (futuro).

Plan de acción

Metáfora de las Manos en la masa

El Método AAB propone que pongamos manos a la obra y mediante un plan de acción a medida, definir y planificar acciones para conseguir la meta propuesta, es decir movernos del punto A al punto B.

Entonces, “te desafío a identificar la brecha respecto al objetivo deseado y momento presente y a partir de allí, diseñar tu plan de acción”.